DIRECCIÓN DEL TRABAJO EMITE DICTAMEN QUE FIJA CRITERIOS SOBRE EL IMPACTO LABORAL DE EMERGENCIA SANITARIA POR EL CORONAVIRUS

Dada la emergencia de salud pública de importancia internacional decretada el pasado 30 de enero de 2020 por la Organización Mundial de la Salud debido el brote denominado coronavirus Covid-19, así como lo establecido en el Decreto N° 4 del Ministerio de Salud publicado en el Diario Oficial de 5 de enero de 2020, que dispuso alerta sanitaria por tal causa, la Dirección del Trabajo emitió el dictamen N° 1.116 que reafirma las obligaciones que le corresponden al empleador en materia de salud y seguridad en el trabajo respecto de sus dependientes y los derechos que asisten a estos en dicho ámbito, con el fin de precaver los riesgos de contagio en los lugares de trabajo y colaborar con las medidas de contención a evitar su propagación.

El dictamen señala, entre otras cosas, que la ley obliga al empleador a resguardar la vida y salud de sus trabajadores y a adoptar todas las medidas tendientes a garantizar dicha protección. Asimismo señala que es deber del empleador informar a sus dependientes de los posibles riesgos asociados a la prestación de los servicios y mantener las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, proporcionando los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

Determina, considerando las especiales circunstancias del caso, que el deber general de protección incluye tanto la obligación de proporcionar efectiva y oportunamente a los trabajadores la información actualizada que emane de la autoridad sanitaria u otra competente que diga relación con la prevención y contención del virus como el control eficaz de las medidas al interior de la empresa a objeto de lograr la real aplicación de las mismas entre los trabajadores.

También señala que el empleador deberá tomar las medidas que sean necesarias para cumplir con los protocolos y directrices que la autoridad sanitaria establezca, y, en consecuencia, otorgar los permisos que razonablemente sean necesarios para que los trabajadores puedan concurrir a realizarse los exámenes preventivos que correspondan. Agrega que nada obsta a que las partes de la relación laboral acuerden la prestación de servicios a distancia, en el domicilio del trabajador u otro medio alternativo, en tanto ello sea posible según las condiciones del lugar y la naturaleza del trabajo que realiza.

Ver texto completo de dictamen

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *