¡Conozca el nuevo impuesto Sobretasa! El nuevo impuesto al patrimonio inmobiliario que aplica desde este año 2020

¿Sabía usted que a las “Pymes” del Régimen “Pro Pyme” dueñas de bienes raíces no les aplica la “Sobretasa”? Lo invitamos a informarse sobre este aspecto y mucho más…

La Reforma Tributaria de la Ley N° 21.210, de D.O. 24.02.2020 que “Moderniza la Legislación Tributaria”, introdujo en su artículo vigésimo noveno un nuevo impuesto denominado “Sobretasa”, para lo cual modificó la Ley N° 17.235 sobre Impuesto Territorial, incorporándole un nuevo artículo 7° bis (entre otras modificaciones relacionadas), donde lo establece y define su tratamiento. Asimismo, el Servicio de Impuestos Internos instruyó sobre esta nueva materia en su Circular N° 28, de 9.04.2020.

Se trata del denominado “impuesto al patrimonio inmobiliario” que, como recordará el lector, su nacimiento fue a consecuencia del “estallido social” o “18/O”, pues la consigna desde ese entonces, fue que los más ricos debían realizar un mayor aporte al Estado a través del pago de impuestos. Por cierto, en otro orden de ideas, esto llevó también a que el sistema tributario chileno continuara con un Régimen Parcialmente Integrado o “Semi Integrado” cuyas empresas pagarían el 27% a nivel del impuesto de Primera Categoría y sus Propietarios solo podrán impetrar un 65% de dicho tributo (el nuevo art. 14, letra A) de la LIR, vigente a partir del 1.01.2020). De este modo, se incorporó este tema como parte de la Reforma Tributaria, la cual tuvo un carácter estrictamente recaudatorio.

Este impuesto se trata de una “Sobretasa”, esto es así, porque se aplicará a los bienes raíces los cuales, en general, ya se ven gravados con el Impuesto Territorial (mal llamado “Contribuciones de Bienes Raíces”), aplicando a partir del año 2020 sobre el conjunto de todas las propiedades, de que sea dueño el contribuyente al 31 de diciembre del año anterior. Esta “Sobretasa” viene a sumarse a otros impuestos aplicable a los inmuebles, tales como el Impuesto Territorial, el Impuesto al Valor Agregado y el impuesto a la ganancia de capital en la venta de dichos bienes.

A continuación, a través del siguiente Esquema N° 1 revisemos los aspectos más notables que establece la ley, y la normativa del Servicio sobre este nuevo impuesto “Sobretasa”.

Esquema N° 1. Impuesto “Sobretasa”: alcances legales y normativos del SII.

Aspectos Instrucciones generales
1. Fuente Legal
(normativa que lo crea y aquella relacionada).

• Artículo vigésimo noveno de la Ley N° 21.210, de D.O. 24.02.2020, introduce en la Ley N° 17.235 sobre “Impuesto Territorial” las siguientes disposiciones legales:

– Nuevo art. 7° bis (crea la “Sobretasa” y define al contribuyente a quien aplica, la base imponible, la tasa marginal por tramos, su devengo y pago, y su tratamiento tributario).

– Nuevo art. 19 (establece la aplicación efectiva por el SII de roles o giros suplementarios o de reemplazo por los impuestos territorial y por el nuevo impuesto de “Sobretasa”, y sus cobros retroactivos).

– Nuevo inciso tercero al art. 23 (fija fechas de pago junio y diciembre de cada año para el cobro de los giros suplementarios y de reemplazo por “Sobretasa” a que se refiere el art. 19, ya citado).

– Nuevo inciso segundo al art. 28 (obliga a contribuyentes, notarios y conservadores a informar al SII, por medios electrónicos, del impuesto territorial y de la “Sobretasa”, lo que se hará conforme a Resolución del SII sobre dicha materia).

Circular N° 28, de 9.04.2020 (7 páginas).

2. Sobretasa
(qué es, a quiénes aplica y cómo se calcula).
Se trata de un monto que deberá pagar un contribuyente a través de un giro de impuestos que emitirá y notificará el SII (en la misma oportunidad de los roles semestrales por CBRS), sea este una persona natural o jurídica, y las entidades sin personalidad jurídica, que se calcula sobre la suma total de los avalúos fiscales de los bienes raíces que sean de su propiedad (que figuren inscritos en el Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Raíces respectivo, al 31.12. del año anterior al devengamiento de la “Sobretasa”).
3. Hecho no gravado
(a quiénes no aplica el impuesto “Sobretasa”).
No aplicará el impuesto “Sobretasa” a los bienes raíces de propiedad, o que parte de ellos se destinen al negocio o giro de la empresa del actual Régimen “Pro Pyme” (conforme al art. 14, letra D) de la LIR).

Nótese que el SII señala que “…se considerarán los bienes raíces que los contribuyentes referidos tengan registrados ante el Servicio de Impuestos Internos como casa matriz y/o sucursales, al 31 de diciembre del año calendario inmediatamente anterior a aquél en que deba girarse dicha sobretasa.” Por lo tanto, aquí surge la duda con respecto a los bienes raíces de que es dueño un contribuyente del art. 14, letra D) de la LIR, pero que adquirió para la reventa o su inversión a largo plazo, casos en los cuales, sí tiene registrados como de su propiedad (activo realizable o fijo), por cuanto a priori no le es necesario aperturarlos como “sucursal” ante el SII, pero que al tenor de la interpretación del SII en su Circular N° 28, de 9.04.2020 (p.2) al parecer se desprendería que tales bienes raíces sí se encontrarían gravados con la “Sobretasa”, lo que de ocurrir, a juicio del editor de contenidos tributarios, resultaría cuestionable, al contravenir expresamente lo que señaló por el legislador,  que: “…no estarán gravados con esta sobretasa los bienes raíces de propiedad de los contribuyentes que tributen conforme al artículo 14 letra D) de la Ley sobre Impuesto a la Renta respecto de los bienes raíces, o parte de ellos, que destinen al negocio o giro de la empresa. …”

Tampoco aplicará la “Sobretasa” a las inversiones en bienes raíces por parte de los “Fondos de Pensiones” (art. 45, letra n) del DL N° 3.500, de 1980). El SII deja en claro, en su Circular N° 28, de 9.04.2020, que “No forman parte de la letra n) referida las inversiones en bienes raíces que puedan efectuar las sociedades administradoras de dichos fondos para el desarrollo propio de su actividad de administración”, por lo que separa la inversión en bienes raíces realizada con los “Fondos de Pensiones” a la cual no resulta aplicable la “Sobretasa”, respecto a los bienes raíces comprados por la AFP y que forman parte de su patrimonio, los cuales sí resultarían gravados.

4. Base imponible
(sobre qué se calcula el impuesto “Sobretasa”, las exclusiones y la fiscalización del SII).
Estará conformada por la suma de los avalúos fiscales totales de cada uno de los bienes raíces de propiedad del contribuyente, o la proporción en el avalúo fiscal equivalente a la cuota de dominio que le corresponda (dejando fuera o excluyendo el monto del avalúo fiscal de un bien raíz exento total o parcialmente, vale decir, los que figuren en el “Cuadro Anexo de la Ley sobre Impuesto Territorial”, esto es, la “Nómina de Exenciones al Impuesto Territorial” (100%, 75% y 50% de exención), como es el caso, por ejemplo, de la exención 100% para los bienes raíces del “Fisco” los que se excluyen totalmente; o bien, respecto de la exención 50% de que gozan las viviendas económicas acogidas al beneficio del DFL N° 2, de 1959 no se considera la parte del avalúo fiscal exenta. En todo caso, no aplica esta exclusión en el caso de los BRA y BRNA habitacionales, cuyos avalúos fiscales deberán computarse totalmente), determinados al 31.12. del año anterior (que figuren a nombre del contribuyente en el Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Raíces respectivo) al de devengamiento de la “Sobretasa”.

El SII podrá requerir la “justificación de inversiones en bienes raíces” conforme al art. 70 de la LIR (origen de los fondos) y ejercer la facultad de tasar conforme al art. 64 del C. Tributario.

5. Tasa marginal por tramos
(la tasa del impuesto que aplica por tramos, según el recorrido de los avalúos fiscales totales en la tabla).
La “Sobretasa” se aplica conforme a una escala progresiva (a mayor avalúo fiscal total, mayor resulta el sacrificio impositivo), conformada por un tramo exento o liberado de la aplicación del impuesto y por otros tres (3) tramos afectos de avalúo fiscal total, expresados en Unidades Tributarias Anuales (UTA):

Sobretasa Avalúo Fiscal Total de BRA y BRNA
Desde (UTA) Hasta (UTA)
No se aplica   670,00
0,075% 670,01 1.175,00
0,15% 1.175,01 1.510,00
0,275% 1.510,01 Y más…

El SII señala en sus instrucciones que el monto mínimo y máximo de cada tramo de avalúo fiscal total, expresado en UTA, se incrementará cada vez que se aplique un reavalúo de la serie no agrícola, conforme a la Ley sobre Impuesto Territorial.

Revisemos la tabla en pesos de diciembre de 2019 (como referente la UTA fue $ 595.476.-):

Sobretasa Avalúo Fiscal Total de BRA y BRNA
Desde ($) Hasta ($)
No se aplica   398.968.920.-
0,075% 398.968.921.- 699.684.300.-
0,15% 699.684.301.- 899.168.760.-
0,275% 899.168.761.- Y más…

Ejemplos:

A) Si el avalúo total del conjunto de los bienes raíces agrícolas de propiedad de un agricultor al 31.12.2019, totalizó $ 250.000.000.-, entonces, no le resulta aplicable la “Sobretasa”, sin perjuicio, del Impuesto Territorial que sí pudiera afectarles a las propiedades.

B) Si el avalúo total del conjunto de los bienes raíces no agrícolas habitacionales (en este caso no hay propiedades acogidas al DFL N° 2, de 1959) al 31.12.2019 totalizó $ 700.000.000.-, entonces, a la luz de la mecánica de aplicación de las tasas marginales, el cálculo de la “Sobretasa” opera como sigue:

El primer tramo de la tabla permite que $ 398.968.920.-, según el ejemplo, queden liberados de la “Sobretasa”. En tanto que, el segundo tramo de la tabla permite que $ 300.715.379.- se afecten con una tasa inicial de 0,075%. Finalmente, para completar los $ 700.000.000.- del total de avalúo fiscal solo restan $ 315.701.-, cuya cantidad debe situarse en este caso en el tercer tramo, esto es, el segundo tramo afecto que aplica una tasa de 0,15%. Finalmente, la “Sobretasa” total, en términos nominales, alcanza a $ 226.011.-

6. Devengo y pago de la “Sobretasa”
(cómo nace la obligación tributaria por “Sobretasa” y cuándo reclamar de ella).
La “Sobretasa” íntegra es de carácter anual, es decir, se devenga al 1 de enero de cada año, esto significa que a partir del 1 de enero de cada año nace el derecho del Fisco de cobrar a los contribuyentes afectados este nuevo impuesto. El período del devengo comprende el 1 de enero y hasta el 31 de diciembre del año del devengo, es decir, del año en que nace la obligación fiscal.

Téngase presente que si el contribuyente a partir del 1 de enero del año siguiente (año 2), enajena el bien raíz de que era propietario al 31 de diciembre del año anterior (año 1), este hecho no afectará el devengamiento del impuesto, por lo que igualmente deberá cumplir con la obligación tributaria de la “Sobretasa” durante el año 2 de su devengamiento. En todo caso, a partir del 1 de enero del año 3, en este ejemplo, ya no habrá devengamiento de “Sobretasa”, pues al 31 de diciembre del año anterior (año 2) el contribuyente ya no era propietario de bienes raíces.

El giro y pago de la “Sobretasa” ocurrirá durante las fechas de cobro del impuesto territorial (meses de abril, junio, septiembre y noviembre). Por lo que la “Sobretasa” anual se pagará en cuatro (4) cuotas.

El SII notificará del giro de cobro con el detalle de la cantidad de bienes afectos a la “Sobretasa”, la suma de sus avalúos fiscales, el monto exento de la “Sobretasa” (el primer tramo de la tabla), la base imponible y el cálculo de la “Sobretasa” anual.

El contribuyente podrá reclamar de la “Sobretasa”, sus fundamentos y su giro conforme al Procedimiento General de Reclamaciones que consagra el artículo 123 y siguientes del C. Tributario (término fatal de 90 días contados desde la notificación correspondiente). Sin perjuicio de ello, el contribuyente podrá interponer el recurso de Reposición Administrativa Voluntaria (“RAV”) conforme al artículo 123 bis del C. Tributario.  No obstante, si el reclamo está referido al avalúo fiscal de un bien raíz que forma parte del avalúo fiscal total (por haberse incluido en el cálculo un valor distinto del señalado para el bien o bienes raíces, así como diferencias de participación en el caso de comunidades o copropiedades, según lo que explicita la Circular N° 28, de 9.04.2020), en cuyo caso dicho reclamo debe ceñirse al Procedimiento Especial de Reclamo de los Avalúos de Bienes Raíces dispuesto en el artículo 149 y siguientes del C. Tributario.

7. Tratamiento tributario de la “Sobretasa”
(a nivel del F22).
La “Sobretasa” tendrá el mismo tratamiento tributario que aquel establecido en la Ley sobre Impuesto Territorial y en otras leyes de carácter tributario relacionadas con dicho impuesto, vale decir, los montos pagados por este concepto podrán imputarse como gasto o crédito, total o parcialmente, de acuerdo con las normas de la LIR.
8. Vigencia
(desde cuándo aplica la “Sobretasa”).
La “Sobretasa” se aplicará completa a partir del año 2020, considerando los bienes raíces inscritos a nombre del contribuyente al 31.12.2019. Por lo que el pago de la “Sobretasa” se realizará en cuatro (4) cuotas, y cuyo tributo se calcula por primera vez el 1.01.2020.

Fuente: preparado por el editor de contenidos tributarios con base en la Ley N° 21.210 y en las instrucciones generales normativas del SII sobre la materia del impuesto “Sobretasa”.

El Servicio de Impuestos Internos implementó un portal informativo sobre este nuevo impuesto, a través de tres secciones, a saber: A quién va dirigido, En qué consiste y Ayudas. Nuestro lector podrá acceder ingresando aquí.

Imagen N° 1. Imagen del portal del SII sobre “Sobretasa de Modernización Tributaria”.
Fuente: www.sii.cl

SANTIAGO, lunes 11 de mayo de 2020.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close