Cambios a las NIIF por COVID-19

En la actualidad, son muchas las leyes que han debido ajustarse o cambiar en ayuda a las personas o empresas por los efectos de la pandemia generada por el COVID-19. Es importante señalar que a nivel de Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) estas no han cambiado de gran manera, lo que no quiere decir que el COVID-19 no ha generado impacto en los Estados Financieros, ya que si ha ocurrido y de manera considerable, obligando a los preparadores de Información Financiera a adentrarse aun mas en la normativa contable correspondiente. Por lo anterior, se cree que la normativa de contabilidad y presentación de estados financieros no se ha visto afectada, ya que aun sin cambios sigue cumpliendo con el hecho de que los estados financieros presenten la información lo más fiel y completa posible, enseñando a los usuarios la información tal cual como debe ser.

No obstante lo indicado, debe señalarse que se han presentado dos cambios a las NIIF debido al COVID-19 durante este año: uno de ellos otorga la posibilidad de una contabilización diferente a lo permitido hasta antes del cambio, mientras que el otro solo ajusta la fecha de aplicación inicial obligatoria de otros aspectos normativos.

Cambios a la NIC 1

Uno de los documentos que menciona el COVID 19, corresponde a un aplazamiento de la fecha de aplicación inicial de otro cambio emitido este año (sin relación con el COVID), el cual se debería haber realizado durante el mes de enero de 2022, pero debido a la contingencia por la pandemia, se decidió dar un año más para su implementación. El documento cuya vigencia se está aplazando corresponde a una mejora a la NIC 1 y que aclara la forma en que se deben clasificar los pasivos, explicando y corrigiendo párrafos para que se comprenda mejor si estos deben ser clasificados como Corrientes o No Corrientes. Lo anterior, podría llevar a que se deba cambiar la clasificación de algunos pasivos, reclasificación que, en caso de que corresponda realizar ahora, podrá esperar hasta el 1 de enero de 2023.

Aun considerando que este cambio normativo no corresponde directamente al COVID-19, pero si el aplazamiento de su aplicación inicial, es que a continuación señalaremos los párrafos que cambian en la NIC 1 (con el cambios incorporado) y los párrafos que se deberían incorporar a la norma:


 
Clasificación de Pasivos como Corrientes o No corrientes (Modificaciones a la NIC 1)

Se modifican los párrafos 69, 73, 74 y 76. Se añaden los párrafos 72A, 75A, 76A, 76B.

 
69 Una entidad clasificará un pasivo como corriente cuando:

  1. (a) espera liquidar el pasivo en su ciclo normal de operación;
  2. (b) mantiene el pasivo principalmente con fines de negociación;
  3. (c) el pasivo debe liquidarse dentro de los doce meses siguientes al periodo de presentación; o
  4. (d) no tiene el derecho al final del periodo sobre el que se informa de aplazar la liquidación del pasivo durante, al menos, los doce meses siguientes a la fecha del periodo sobre el que se informa.

Una entidad clasificará todos los demás pasivos como no corrientes.

Derecho a diferir la liquidación al menos por doce meses [párrafo 69(d)]

72A El derecho de una entidad a diferir la liquidación de un pasivo por al menos doce meses después del periodo sobre el que se informa debe ser sustancial y, como ilustran los párrafos 73 a 75, debe existir al final del periodo sobre el que se informa. Si el derecho a diferir la liquidación está sujeto a que la entidad cumpla con condiciones especificadas, el derecho existe al final del periodo sobre el que informa solo si la entidad cumple con dichas condiciones en ese momento. La entidad debe cumplir con las condiciones al final del periodo sobre el que se informa incluso si el prestamista no comprueba el cumplimiento hasta una fecha posterior.

73 Si una entidad tiene el derecho al final del periodo sobre el que se informa de renovar una obligación por, al menos, los doce meses siguientes después del periodo sobre el que se informa, de acuerdo con las condiciones de financiación existentes, clasificará la obligación como no corriente, incluso si, en otro caso, venciera en un período más corto. Si la entidad no tiene ese derecho, no tendrá en cuenta la refinanciación potencial y la obligación se clasificará como corriente.

74 Cuando una entidad haya infringido, ya sea al final del periodo de presentación o antes, una contenida en un contrato de préstamo a largo plazo, con el efecto de que el pasivo se convierta en exigible a voluntad del prestamista, tal pasivo se clasificará como corriente, incluso si el prestamista hubiese acordado, después de la fecha de ese periodo sobre el que se informa y antes de que los estados financieros sean autorizados para su publicación, no exigir el pago como consecuencia de la infracción. Una entidad clasificará el pasivo como corriente porque, al final del periodo de sobre el que se informa, no tiene derecho de aplazar la liquidación del pasivo durante al menos doce meses después de ese periodo.

75A La clasificación de un pasivo no se verá afectada por la probabilidad de que la entidad ejerza su derecho a diferir la liquidación del pasivo por al menos doce meses después del periodo sobre el que se informa. Si un pasivo cumple los criterios del párrafo 69 para su clasificación como no corriente, se clasificará como no corriente, incluso si la gerencia pretende o espera que la entidad liquide el pasivo dentro de los doce meses siguientes al periodo sobre el que se informa, o incluso si la entidad liquida el pasivo entre el final del periodo sobre el que se informa y la fecha en que se autorizan los estados financieros `para su publicación. Sin embargo, en cualquiera de esas circunstancias, la entidad podría necesitar revelar información sobre el calendario de liquidación para permitir a los usuarios de sus estados financieros comprender el impacto del pasivo sobre la situación financiera de la entidad (véanse los párrafos 17(c) y 76(d)].

76 Si los siguientes sucesos que se exponen a continuación entre el final del periodo sobre el que se informa y la fecha en que los estados financieros son autorizados para su publicación, esos sucesos se revelarán como hechos ocurridos después de la fecha del balance que no implican ajustes, de acuerdo con la NIC 10 Hechos Ocurridos Después del Periodo sobre el que se Informa:

  • (a) refinanciación a largo plazo de un pasivo clasificado como corriente (véase el párrafo 72);
  • (b) rectificación de la infracción del contrato de préstamo a largo plazo clasificado como corriente (véase el párrafo 74);
  • (c) concesión, por parte del prestamista, de un periodo de gracia para rectificar la infracción relativa al contrato de préstamo a largo plazo clasificado como corriente (véase el párrafo 75); y
  • (d) liquidación de un pasivo clasificado como no corriente (véase el párrafo 75A).

Liquidación [párrafos 69(a), 69(c) y 69(d)]

76A A efectos de clasificar un pasivo como corriente o no corriente, el término liquidación se refiere a una transferencia a la contraparte que dé lugar a la extinción del pasivo La transferencia podría ser de:

  • (a) efectivo u otros recursos económicos—por ejemplo, bienes o servicios; o
  • (b) instrumentos de patrimonio propio de la entidad, a menos que se aplique el párrafo 76B.

76B Las condiciones de un pasivo que podrían, a opción de la contraparte, dar lugar a su liquidación mediante la transferencia de instrumentos de patrimonio propio de la entidad no afectan a su clasificación como corriente o no corriente si, aplicando la NIC 32 Instrumentos Financieros: Presentación, la entidad clasifica la opción como un instrumento de patrimonio, reconociéndolo por separado del pasivo como un componente de patrimonio de un instrumento financiero compuesto.


 
Cambios a la NIIF 16

Por otra parte, también se generó un documento que afecta a la NIIF 16, el cual es un poco más profundo y, según lo mencionado por el emisor de las NIIF (IASB), se entrega en ayuda de los preparadores de estados financieros para contabilizar los arrendamientos que se han visto afectados por el COVID 19. Debe señalarse que la norma mencionada se considera relativamente nueva y el cambio emitido no es capaz de cambiar la opinión de los estados financieros mientras se encuentra con la correspondiente información a revelar.

Este cambio normativo agrega tres párrafos y, aunque parezca poco, en especial al revisar el otro cambio normativo mencionado, estos tres párrafos entregan una nueva elección para contabilizar cambios en los pagos por arrendamientos para el arrendatario debido a reducciones del alquiler generadas por el COVID-19.

Dentro de los párrafos que se agregan a la NIIF 16, uno de ellos (46A) menciona una solución práctica en la contabilización de los cambios por reducciones. Esta solución práctica solo se puede utilizar si se cumplen las condiciones mencionadas en otro párrafo (46B).  Por otro lado el párrafo faltante (60A) solo señala la información a revelar si se utiliza la solución práctica.

¿Qué dice la solución práctica?

La solución práctica consiste en que un arrendatario podrá optar por no evaluar si la reducción de alquiler, que cumpla las condiciones requeridas, corresponde a una modificación del arrendamiento o no, debiendo contabilizar los cambios en los pagos de la misma forma en que contabilizaría esto si se debiera considerar que no es una modificación del arrendamiento.

Cabe señalar que la solución practica recién mencionada se deberá comenzar a utilizar para los periodos anuales que comiencen a partir del 1 de junio de 2020, debiendo ser aplicada de forma retroactiva reconociendo el efecto acumulado de la aplicación inicial de esa modificación como un ajuste en el saldo inicial de las ganancias acumuladas.

Para que se pueda comprender de mejor forma como se debería contabilizar la reducción si ésta no se considerara un cambio en el arrendamiento. la misma NIIF 16 menciona lo siguiente en un párrafo que se agregará en los fundamentos de las conclusiones:

FC205E El Consejo desarrolló la solución práctica para eximir a los arrendatarios de evaluar si las reducciones del alquiler que ocurren como consecuencia directa de la pandemia covid-19 son modificaciones del arrendamiento y de aplicar los requerimientos de modificación del arrendamiento a dichas reducciones. La solución práctica no interpreta ni cambia, de otra forma, los requerimientos de la NIIF 16. Por ello, el Consejo observó que un arrendatario contabilizaría el pasivo por arrendamiento y el activo por derecho de uso aplicando los requerimientos de la NIIF 16, que, por ejemplo, incorporan requerimientos de la NIC 16 Propiedades, Planta y Equipo. Con esto en mente, el Consejo consideró cómo contabilizaría un arrendatario, que aplica la solución práctica, los tres tipos de cambios en los pagos por arrendamientos:

  1. (a) Un arrendatario que aplica la solución práctica contabilizaría generalmente una renuncia o condonación de los pagos por arrendamiento como un pago por arrendamiento variable aplicando el párrafo 38 de la NIIF 16. El arrendatario también haría un ajuste correspondiente al pasivo por arrendamiento—en efecto, la baja en cuentas de la parte del pasivo por arrendamiento que se ha condonado o a la que se ha renunciado.
  2. (b) Un cambio en los pagos por arrendamiento que reduce los pagos en un periodo, pero incrementa proporcionalmente los pagos en otro, no extingue el pasivo por arrendamientos del arrendatario ni cambia la contraprestación por el arrendamiento—en su lugar, cambia solo el calendario de los pagos individuales. En este caso, aplicando el párrafo 36 de la NIIF 16, un arrendatario continuaría reconociendo el interés sobre el pasivo por arrendamiento y reduciendo ese pasivo para reflejar los pagos por arrendamiento realizados al arrendador.
  3. (c) Algunas reducciones del alquiler relacionadas con el covid-19 reducen los pagos por arrendamientos, incorporando una renuncia o condonación de pagos y un cambio en el calendario de éstos.

 
Ya con lo mencionado a continuación se incluyen en este documento los párrafos normativos que se debieran considerar como parte de la NIIF 16 a partir del uso de esta modificación:


 
Reducciones del Alquiler Relacionadas con el Covid-19

46A Como solución práctica, un arrendatario puede optar por no evaluar si la reducción del alquiler que cumple las condiciones del párrafo 46B es una modificación del arrendamiento. Un arrendatario que realiza esta elección contabilizará los cambios en los pagos por arrendamiento procedentes de las reducciones del alquiler de la misma forma que contabilizaría el cambio aplicando esta Norma si dicho cambio no fuera una modificación del arrendamiento.

46B La solución práctica del párrafo 46A se aplica solo a las reducciones del alquiler que ocurran como consecuencia directa de la pandemia covid-19 y solo si se cumplen las siguientes condiciones:

  • (a) el cambio en los pagos por arrendamiento da lugar a la revisión de la contraprestación por el arrendamiento que es sustancialmente la misma, o menor, que la contraprestación por el arrendamiento inmediata anterior al cambio;
  • (b) cualquier reducción en los pagos por arrendamiento afecta únicamente los pagos originalmente vencidos hasta el 30 de junio de 2021 (por ejemplo, una reducción del alquiler cumpliría esta condición si diera lugar a una reducción de los pagos por arrendamiento hasta el 30 de junio de 2021 y a un incremento en los pagos por arrendamiento que se prolongue más allá del 30 de junio de 2021); y
  • (c) no existe un cambio sustancial en los otros términos y condiciones del arrendamiento.

60A Si un arrendatario aplica la solución práctica del párrafo 46A revelará:

  • (a) que ha aplicado la solución práctica a todas las reducciones del alquiler que cumplen las condiciones del párrafo 46B o, si no la ha aplicado a todas las reducciones del alquiler, revelará información sobre la naturaleza de los contratos a los que ha aplicado la solución práctica (véase el párrafo 2); y
  • (b) el importe reconocido en el resultado del periodo sobre el que se informa para reflejar los cambios en los pagos por arrendamiento que surgen de las reducciones de alquiler a las que el arrendatario ha aplicado la solución práctica del párrafo 46A.

 
Links a documentos de Checkpoint relacionados:

NIC 1 (Parte A, B y C) –> Cita de Checkpoint IC/LCON/025H
NIIF 16 (Parte A, B y C) –> Cita de Checkpoint IC/LCON/024F
Ficha de análisis NIC 1 –> Cita de Checkpoint CL/CONS/512/2011
Ficha de análisis NIIF 16 –> Cita de Checkpoint CL/CONS/1/2019
Cambio a la NIC 1 –> Cita de Checkpoint CL/DOC/465/2020
Cambio Fecha NIC 1 (Ingles) –> Cita de Checkpoint CL/DOC/784/2020
Cambio a la NIIF 16 –> Cita de Checkpoint CL/DOC/695/2020

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close