MCT 514 (Editorial Octubre 2020) – “Ley N° 21.256 Establece Medidas Tributarias”

En esta edición aniversario XLII de nuestra revista abordamos, primeramente, el Tema de Contingencia denominado “Donaciones por Ley del Cáncer”, mediante el cual el Área Editorial Tributaria presenta el artículo 18 de la Ley N° 21.258, de D.O. 2.09.2020 que “Crea la Ley Nacional del Cáncer, que rinde homenaje póstumo al doctor Claudio Mora”, la cual ha establecido un beneficio tributario a los aportes por donaciones al Fondo Nacional del Cáncer, que podrá ser aplicado desde la Operación Renta AT 2021.

El beneficio por donaciones consiste en que podrá rebajarse de la Renta Líquida Imponible (RLI) de la empresa como un gasto, por parte de contribuyentes del Impuesto de Primera Categoría, que declaren la Renta Efectiva, según Contabilidad Completa o Simplificada. La citada Ley no estableció límite alguno a los aportes. Invitamos al lector a conocer en qué consiste este nuevo beneficio tributario…

A continuación, en el Tema de Colección del mes de tratamos “Ley N° 21.256 establece medidas tributarias”, a través del cual el Área Editorial Tributaria aborda la nueva Ley N° 21.256, de D.O. 2.09.2020 que “Establece Medidas Tributarias que forman parte del Plan de Emergencia para la Reactivación Económica y del Empleo en un Marco de Convergencia Fiscal de Mediano Plazo”. Esta ley estableció una serie de beneficios tributarios a pequeñas y medianas empresas, como a microempresarios y conductores del transporte remunerado, en el contexto de la actual pandemia por “coronavirus”.

Esta nueva ley, en los aspectos tributarios, constituye en sí misma una “mini” Reforma Tributaria.

El fundamento de esta iniciativa legal consta en el “Acuerdo” alcanzado entre el gobierno y diversos sectores políticos, días antes -el 14 de junio de 2020- al inicio de su tramitación, al suscribir un “Marco de Entendimiento para un Plan de Emergencia por la Protección de los ingresos de la Familias y la Reactivación Económica y del Empleo”. Este “Acuerdo” considera un esfuerzo fiscal de hasta US$ 12.000 millones en los próximos 24 meses, con un compromiso de convergencia fiscal de mediano plazo a partir del año 2022. Su objetivo es “volver a la senda del crecimiento económico”, a raíz de los efectos que ha producido la pandemia del “coronavirus”. Por tanto, la nueva ley propone cuatro medidas tributarias que tienen por objetivo inyectar liquidez y promover la reactivación económica. ¡Conozcámoslas!…

Seguimos con las Interpretaciones Administrativas, donde destacamos la Resolución Ex. SII N° 104, de 2.09.2020, que hemos titulado “Ley N° 21.256 postergó la entrada en vigencia de la boleta electrónica, respecto de los contribuyentes emisores de facturas electrónicas, a contar del 1.01.2021”.

Cabe recordar que el SII había instruido el procedimiento de operación a través de la Resolución Ex. SII N° 74, de 2.07.2020. Asimismo, el SII publicó en su sección “Noticias”: “Hasta enero de 2021 se posterga el inicio del uso obligatorio de la Boleta de Ventas y Servicios Electrónica para facturadores electrónicos”, de fecha 31.08.2020. Podrá revisarla ingresando aquí.

Imagen N° 1. Portal del SII para la emisión de boletas electrónicas.
Fuente: www.sii.cl ingresando a http://www.sii.cl/portales/boleta_electronica/index.html

En la sección Jurisprudencia Judicial abordamos una sentencia del Tribunal Tributario y Aduanero (TTA) de Concepción, del 30.01.2020, que hemos titulado “Contribuyente rebaja base imponible mediante factura electrónica que reconoce que no es real, generando un perjuicio fiscal”, a través del cual el TTA confirmó el Acta de Denuncia N° 12020 por infracción prevista y sancionada en el artículo 97 N° 4, inciso 2° del Código Tributario, DL N° 830, de 1974, aplicando una sanción pecuniaria consistente en multa y ordenando su giro por $ 3.870.033.- Esto porque la contribuyente denunciada efectuó una declaración maliciosamente falsa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), vía Formulario 29, por cuanto aumentó indebidamente su Crédito Fiscal mediante la utilización de una factura electrónica calificada como falsa, pagando al mismo tiempo menos impuesto del que correspondía. La denuncia fue realizada por el Servicio de Impuestos Internos de la VIII D.R. (hoy, XX D.R. Chillán). La supuesta compra no pudo ser verificada y, además, la denunciada reconoció personalmente, que no conocía al supuesto proveedor, ni tampoco que había recibido la mercadería, lo que demuestra la falsedad de la factura. El TTA no condenó en costas a la parte vencida, por no haber habido oposición.

Este fallo que también puede ser consultado en la cita online CL/JUR/30841/2020, nos enseña, a juicio del editor de contenidos, que la búsqueda de artilugios para disminuir la base imponible de los impuestos tarde o temprano le pasará la cuenta al infractor. En este caso, al tomarle declaración el Servicio de Impuestos Internos a la contribuyente denunciada, esta reconoció nunca haber realizado la compra que respaldaba la factura del supuesto proveedor por un valor neto de $ 20.500.000.- y un IVA de $ 3.895.000.-, la cual estaba registrada en su contabilidad. Esta operación irregular produjo efectos en los impuestos al Valor Agregado y Renta, respectivamente. Sin embargo, acto seguido, la contribuyente tampoco modificó su Formulario 29. Lo que originó el Acta de Denuncia por parte del Servicio, la cual fue totalmente confirmada por el TTA.

Cabe agregar que, la denunciada la “sacó barata” porque el Servicio no quiso deducir querella respecto de estos hechos, pues, de otro modo, la infractora pudo irse presa. Además, esta fue muy favorecida por las circunstancias modificatorias de responsabilidad (artículo 107 del Código Tributario), al no ser reincidente, un grado de cultura suficiente y, por supuesto, su cooperación en la investigación reconociendo que la operación no fue efectiva, actualizando la información de su Registro de Compra (RC), pero “olvidando”, en esencia, rectificar su Formulario 29.

En la sección Diario Oficial destacamos la publicación en la edición del D.O. N° 42.746, del miércoles 2.09.2020, de la Ley N° 21.256 que Establece medidas tributarias que forman parte del Plan de Emergencia para la Reactivación Económica y del Empleo en un Marco de Convergencia Fiscal de Mediano Plazo”. Esta ley estableció -entre otras medidas- cuatro fundamentales, a saber:

  1. Se rebaja la tasa del impuesto de Primera Categoría (IDPC). Este beneficio aplicará únicamente al actual Régimen Tributario “Pro Pyme” (art. 14, letra D) de la LIR), al rebajar la tasa del IDPC de 25% a 10% para los años comerciales 2020, 2021 y 2022, es decir, aplica para los Años Tributarios 2021, 2022 y 2023, respectivamente. Paralelamente, se disminuye también la tasa de los Pagos Provisionales Mensuales Obligatorios (PPMO) con vigencia desde el F29 (IVA), PT octubre 2020, que se declara y paga en noviembre de 2020.
  2. Devolución a las Pymes del remanente acumulado de su Crédito Fiscal por IVA. Este beneficio aplica solo a las empresas del actual Régimen Tributario “Pro Pyme” (art. 14, letra D) de la LIR) en la medida que mantengan un remanente de Crédito Fiscal por IVA (distinto de activo fijo y de la franquicia IVA exportadores) en sus F29 (IVA) de los PT junio, julio o agosto de 2020, como consecuencia de las adquisiciones de bienes o utilización de servicios realizados entre enero a mayo de 2020. Esta medida exige el cumplimiento de ciertos requisitos, entre ellos, que las Pymes hayan tenido una disminución en el promedio de sus ingresos de, al menos, el 30% en el período comprendido entre el 1.01.2020 y el 31.05.2020, en comparación con el 1.01.2019 y el 31.05.2019, respectivamente.
  3. Ampliación del régimen transitorio de “Depreciación Instantánea” al 100% para todo el país. Este beneficio aplica a los contribuyentes del IDPC que declaran su Renta Efectiva según Contabilidad Completa, que adquieran bienes físicos del activo inmovilizado nuevos o importados entre el 1.06.2020 y el 31.12.2022, quedando valorados en $ 1.- Para fines del registro tributario “DDAN” deberá considerarse la diferencia entre la “Depreciación Instantánea” al 100% y la “Depreciación Normal” que corresponda al total de los años de vida útil del bien. Adicionalmente, se incorpora un régimen de “Amortización Instantánea” del 100% para ciertos activos intangibles protegidos conforme la ley (propiedad industrial, derechos de autor y nuevas variedades vegetales), que aplicará de manera similar al de los bienes del activo fijo.
  4. Destinación de recursos fiscales para la contribución regional de 1% para proyectos de inversión, según lo contemplado por la Ley N° 21.210. Se refiere a proyectos que se desarrollen en el país y que se sometan al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental hasta el 31.12.2021, los cuales quedarán liberados del pago de la contribución en la medida que su ejecución inicie en un plazo no superior a tres años.

¿A quiénes les interesa conocer este tema?

Particularmente, a las empresas del Régimen Tributario “Pro Pyme General” (artículo 14, letra D), N° 3 de la LIR). También si nuestro lector desea conocer en detalle las novedades y sus alcances, favor, le sugerimos ingresar a la web www.tributariaaldia.cl y revisar el artículo “Nueva Ley N° 21.256 establece cuatro medidas tributarias fundamentales”, pinchando en http://tributariaaldia.cl/?p=5590.

Finalmente, junto a nuestro equipo editorial lo invito a disfrutar de la edición de octubre 2020, la que ciertamente no agota los temas tributarios de que trata, siendo nuestro especial deseo que usted, estimado lector, los aproveche al máximo y que le sirvan de real apoyo en su trabajo o estudio diario.

Cordialmente,

Heriberto Urrutia Muñoz
El Editor de Contenidos MCT
Área Editorial
Thomson Reuters

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *