Transacciones en Moneda Extranjera

Uno de los efectos de la crisis generada por la pandemia por Covid-19, se encuentra el hecho de que las monedas de muchos países se han visto afectadas haciendo más volátil su valor. Lo anterior puede provocar efectos negativos o positivos en los estados financieros de aquellas entidades que realizan transacciones en las monedas de estas económicas, entendiendo siempre que el efecto positivo o negativo podría variar dependiendo, inicialmente, de la cantidad de partidas monetarias en moneda extranjera que tenga una entidad y de que la moneda del otro país aumente su valor o lo disminuya.

Para poder entender los efectos que podrían generarse debido al reconocimiento de transacciones en moneda extranjera, debemos analizar parte de la NIC 21 “Efectos de las Variaciones en las Tasas de Cambio de la Moneda Extranjera” la cual explica cuándo se debe reconocer un efecto del tiempo de cambio en los estados financieros.

Como punto de partida, se deberá analizar que partida se considera monetaria y cuales no monetarias.

La definición de partida monetaria entregada por la NIC 21 es:

Partidas monetarias

Las partidas monetarias son unidades monetarias mantenidas en efectivo, así como activos y pasivos que se van a recibir o pagar, mediante una cantidad fija o determinable de unidades monetarias.

 
Si bien la norma no entrega una definición de Partidas no Monetarias, se entiende que toda partida que no entre en la definición de partida monetarias se deberá considerar como no monetarias, a modo de ejemplo podemos mencionar las siguientes partidas para ambos casos:

Activos y Pasivos
Monetarios
Activos y Pasivos
No Monetarios
  • Efectivo
  • Efectivo Equivalente
  • Instrumento de deuda
  • Cuentas por Cobrar
  • Cuentas por Pagar
  • Provisiones
  • Impuestos Diferidos
  • Existencias
  • Instrumentos de Patrimonio (Inversiones)
  • Propiedades, Planta y Equipo
  • Propiedades de Inversión
  • Activos Intangible
  • Gastos Anticipados

La importancia de realizar este paso inicialmente, se debe a que las partidas no monetarias no se deberán ajustar por los tipos de cambio si estas se miden al costo, mientras que las partidas monetarias en moneda extranjera, siempre se deberán ajustar con base en las diferencias que se generen por las variaciones del tipo de cambio. Esto se entiendo del párrafo 23 de la NIC 21.

Párrafo 23 de la NIC 21:

Al final de cada periodo sobre el que se informa:

(a) Las partidas monetarias en moneda extranjera se convertirán utilizando la tasa de cambio de cierre;

(b) las partidas no monetarias en moneda extranjera, que se midan en términos de costo histórico, se convertirán utilizando la tasa de cambio en la fecha de la transacción; y

(c) las partidas no monetarias que se midan al valor razonable en una moneda extranjera se convertirán utilizando las tasas de cambio de la fecha en que se mide este valor razonable.

 
Debemos entender que la fecha de transacción es la fecha en la cual una transacción cumple las condiciones para su reconocimiento, sin importar el momento. La fecha señalada no cambiara. En este contexto, las partidas no monetarias no se deberán actualizar, ya que siempre tendrán el mismo tipo de cambio.

También es importante mencionar que las partidas monetarias en moneda extranjera no solo se deberán actualizar en la fecha de presentación, como señala el párrafo 23, sino que también deberán actualizar su valor cuando la partida se liquide. El efecto del tipo de cambio que se genere, sin importar si es al cierre de los estados financieros o en la fecha de liquidación, se deberá reconocer en el resultado del ejercicio.

Párrafo 28 de la NIC 21:

Las diferencias de cambio que surjan al liquidar las partidas monetarias, o al convertir las partidas monetarias a tipos diferentes de los que se utilizaron para su reconocimiento inicial, ya se hayan producido durante el periodo o en estados financieros previos, se reconocerán en los resultados del periodo en el que aparezcan.

 
Para analizar los efectos que generaran estas partidas en resultado, analizaremos 2 ejemplos considerando las dos partidas que en la mayoría de los casos generan los principales efectos por tipo de cambio, siendo estas las cuentas por cobrar (Clientes) y las cuentas por pagar (Proveedores), analizando para cada una el efecto en caso de un aumento del valor de la moneda extranjera y el efecto de una disminución de la moneda extranjera:

Ejemplo 1: Cuenta por cobrar en moneda extranjera:

Considerando que la entidad XYZ tiene como moneda funcional el peso chileno (CLP) y vende existencias en dólares, las cuales se le pagaran también en dólares 23 días después de la entrega de la mercadería y que la entidad XYZ entrega de las existencias el 13 de diciembre de 20X0, se debe comprender que el pago se recibirá el 5 de enero de 20X1 por 1.000 dólares y los tipos de cambio son: 13 de diciembre 655, 31 de diciembre 665 y 5 de enero 660, ¿cómo debería ser el reconocimiento inicial y posterior de la cuenta por cobrar?

Inicialmente las cuentas por cobrar se deberán reconocer a CLP $655.000 (1.000 dólares x 655), lo cuales se podría representar en el siguiente asiento simplificado (no se reconocerá el costo en el mismo asiento debido a que no se conoce su valor):

13 de diciembre de 20X0
Cuentas por Cobrar (Cliente Extranjero) CLP $655.000  
Ingresos por Venta   CLP $655.000

Posteriormente el valor de la cuenta por cobrar deberá ser actualizado al cierre de los estados financieros, debiendo medir nuevamente el valor que se recibirá por las cuentas por cobrar, las cuales al 31 de diciembre deberían quedar valorizadas a CLP $665.000 (1.000 dólares x 665), lo que se podra expresar en el siguiente asiento:

13 de diciembre de 20X0
Cuentas por Cobrar (Cliente Extranjero) CLP $10.000  
Diferencia de Cambio (Ingreso del Ejercicio)   CLP $10.000

Ya habiendo realizado este asiento, las cuentas por cobrar quedaran valorizadas en los estados financieros a CLP $665.000, y luego habría que reconocer un nuevo cambio, el cual se deberá reconocer en la fecha de liquidación, debiendo ajustarse la partida a un valor de CLP $660.000 (1.000 dólares x 660), lo cual expresaremos en el siguiente asiento:

05 de enero de 20X1
Diferencia de Cambio (Perdida del Ejercicio)   CLP $5.000
Cuentas por Cobrar (Cliente Extranjero) CLP $5.000  

Lo que dejara el activo valorizado a CLP $660.000, listo para darlo de baja por medio de recibir el monto acordado.

De este ejemplo podemos observar cómo los cambios de tipo de cambio van a afectar las partidas monetarias de activo generando un ingreso cuando el tipo de cambio aumente y una perdida cuando el tipo de cambio disminuya.

Ejemplo 2: Cuenta por pagar moneda extranjera:

Considerando que la entidad XYZ tiene como moneda funcional el peso chileno (CLP) y compra existencias en dólares, las cuales pagara también en dólares 23 días después de la entrega de la mercadería y que la entidad recibe las existencias el 13 de diciembre de 20X0, se debe comprender que el pago se realizara el 5 de enero de 20X1 por 1.000 dólares y los tipos de cambio son: 13 de diciembre 655, 31 de diciembre 665 y 5 de enero 660, ¿cómo debería ser el reconocimiento inicial y posterior de la cuenta por pagar?

Inicialmente las cuentas por pagar se deberán reconocer a CLP $655.000 (1.000 dólares x 655), lo cuales se podría representar en el siguiente asiento simplificado:

13 de diciembre de 20X0
Existencias   CLP $655.000
Cuentas por Pagar (Proveedores Extranjeros) CLP $655.000  

Posteriormente el valor de la cuenta por pagar (existencias no se actualiza) deberán ser actualizado al cierre de los estados financieros, debiendo medir nuevamente el valor que se deberá pagar por las cuentas por pagar, las cuales al 31 de diciembre deberían quedar valorizadas a CLP $665.000 (1.000 dólares x 665), lo que se podra expresar en el siguiente asiento:

31 de diciembre de 20X0
Diferencia de Cambio (Perdida del Ejercicio)   CLP $10.000
Cuentas por Pagar (Proveedores Extranjeros) CLP $10.000  

Ya habiendo realizado este asiento, las cuentas por cobrar quedaran valorizadas en los estados financieros a CLP $665.000, y luego habría que reconocer un nuevo cambio, el cual se deberá reconocer en la fecha de liquidación, debiendo ajustarse la partida a un valor de CLP $660.000 (1.000 dólares x 660), lo cual expresaremos en el siguiente asiento:

05 de enero de 20X1
Cuentas por Pagar (Proveedores Extranjeros) CLP $5.000  
Diferencia de Cambio (Ingreso del Ejercicio)   CLP $5.000

Lo que dejara el pasivo valorizado a CLP $660.000, listo para darlo de baja por medio de entregar el monto acordado.

De este ejemplo podemos observar cómo los cambios de tipo de cambio van a afectar las partidas monetarias de pasivo generando un ingreso cuando el tipo de cambio disminuya y una perdida cuando el tipo de cambio aumente.

En conclusión: mientras más volátiles sean los cambios en el valor de la moneda extranjera, mayor podría ser el impacto que este cambio tendrá en los estados financieros, afectando de forma clara a aquellas entidades que tengan una mayor cantidad (en valor) de activos monetarios o pasivos monetarios los cuales se deban liquidar o estén expresado en la moneda extranjera volátil, encontrando también que si el tipo de cambio aumenta, será mucho mejor que en mis estados financieros exista gran cantidad de activos monetarios en moneda extranjera y que si la moneda disminuye el hecho de tener varios pasivos monetarios en moneda extranjera generara beneficios.

Links a documentos de Checkpoint relacionados:

NIC 21 (Parte A y C) –> Cita de Checkpoint IC/LCON/025E
Ficha de análisis NIC 21 –> Cita de Checkpoint CL/CONS/522/2011

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *