MCT 516 (Editorial Diciembre 2020) – “CRÉDITO POR IDPC CON OBLIGACIÓN DE RESTITUCIÓN ANTES Y DESPÚES DE LA LEY N° 21.210”

¡Y hemos llegado a la última edición de este 2020! ¿Ha notado cómo se nos ha pasado el año?, ¡y aún sin resolver las observaciones de la Renta AT 2020! y ya se nos viene encima la navidad, el año nuevo y, por supuesto, próxima Operación Renta AT 2021… Sabía usted que hay algunas voces que ya piden su adelanto para el próximo mes de marzo… Tal idea la está liderando el diputado Jorge Durán (RN), junto a un grupo de parlamentarios, quienes señalan que su objetivo es ayudar a las personas afectadas por la pandemia. Además, buscaría congelar el pago de las cotizaciones dispuesto por la Ley N° 21.133, de D.O. 2.02.2019 que “Modifica las Normas para la Incorporación de los Trabajadores Independientes a los Regímenes de Protección Social”, con miras a que se restituya a los trabajadores independientes íntegramente las retenciones por honorarios. ¿Y usted estaría de acuerdo con adelantar la Renta AT 2021?…

En fin, en esta edición número 516, del mes de diciembre, abordamos, en primer lugar, el Tema de Contingencia denominado “Instrucciones detalladas para la confección de las DDJJ AT 2021”, a través del cual el Área Editorial Tributaria presenta las “instrucciones detalladas para la confección de las DDJJ AT 2021”, según la Web del Servicio de Impuestos Internos.

Para el AT 2021 el número de formularios oficiales, según el SII, totaliza 62. Sin embargo, nuestro especialista Víctor Morales Pereira al realizar la comparación y tabulación de los datos, lo amplió a 64 formularios, pues, incluyó también la nueva DJS sobre “Registro Tributario Castigo Deudas Incobrables según Vencimientos” y la ya tradicional DJA sobre “Mejoras efectuadas por Propietarios de Bienes Raíces de la Primera Serie Agrícola”.

El listado propuesto por el Servicio clasifica a las DDJJ en comunes, por Regímenes (General, Pro Pyme General, Pro Pyme Transparente y Renta Presunta), DDJJ Financieras, Previsionales, Internacional, Otras DDJJ de Renta, DDJJ Mensuales y Otras DDJJ No Renta. Lo invitamos a revisarlo e iniciar la preparación de la primera etapa de la Operación Renta AT 2021.

A continuación, en el Tema de Colección del mes de noviembre tratamos Crédito por IDPC con obligación de restitución antes y después de la Ley N° 21.210”, donde su autor Raúl Sade C., nos cuenta qué es la restitución, su origen y cómo operó antes y cómo ahora con la Ley N° 21.210, de D.O. 24.02.2020. Analizando sus efectos en los casos de: i) Cambio de Régimen Tributario; ii) Dividendos o retiros percibidos; iii) Pago Provisional de Utilidades Absorbidas (PPUA); iv) Término de Giro e, v) Ingreso Diferido del ex Régimen Tributario del art. 14 ter, Letra A) de LIR (finalizado el 31.12.2019), para concluir con los efectos que esta produce en los impuestos finales o personales de los Propietarios de la empresa (IGC o I.A.).

Cabe señalar que este Crédito por IDPC con obligación de restitución tuvo su origen con la anterior Reforma Tributaria de la Ley N° 20.780, de D.O. 29.09.2014 de la ex presidenta Michelle Bachelet, el cual se generaba exclusivamente en las empresas del ex Régimen Tributario “Semiintegrado” (el antiguo art. 14, Letra B) de la LIR), con vigencia hasta el 31.12.2019. Dicho crédito era equivalente al 65% de la tasa del IDPC (cuyas empresas tenían por impuesto corporativo una tasa de 27%), esto es, 17,55% cuyos Propietarios podían rebajar esta alícuota de su tasa de IGC o I.A. Suponiendo que estos últimos se encontraban, por ejemplo, en una tasa marginal máxima de IGC de 35% (la tasa vigente hasta el 31.12.2019), entonces, estos terminaban soportando un 17,45%. En consecuencia, el costo tributario para el binomio empresa-propietarios podía alcanzar hasta un 44,45%.

Sin embargo, con la actual Reforma Tributaria del Presidente Piñera, esto es, la correspondiente a la Ley N° 21.210, de D.O. 24.02.2020, se introducen -entre otras tantas novedades-, un aumento en la tasa máxima del IGC (como resultado del estallido social del “18/O” del año 2019, condición para aprobar la actual reforma), llegando a 40% a partir del 1.01.2020. Asimismo, se crea un nuevo Régimen Tributario “Semi Integrado” como continuación del anterior (tipificado en el nuevo art. 14, Letra A) de la LIR), donde la empresa continuará tributando con una tasa corporativa de 27%. En tanto que, sus Propietarios mantendrán el crédito parcial contra el IDPC de 65% de su monto, lo que les significa continuar impetrando una rebaja contra sus impuestos finales de 17,55%. Luego, en atención a que la nueva tasa marginal máxima del IGC con la actual reforma es ahora 40%, el costo tributario de este nuevo régimen para el binomio empresa-propietarios pretendería alcanzar la insólita tasa de 49,45% (¡?). Por lo que esta tasa final claramente ha resultado muy gravosa, en comparación con la que existió para el binomio empresa-propietarios hasta el 31.12.2019 (44,45%). De ahí, entonces, que, con el afán de homologar el costo tributario del nuevo régimen al anterior (en lo que respecta al binomio empresa-propietarios), la actual Reforma Tributaria incluyó también un crédito adicional para los Propietarios (de naturaleza correctiva) del 5%, contenido en el actual art. 56 N° 4 de la LIR. Vemos este hecho en palabras textuales de la Ley N° 21.210, según la modificación de la letra b) del número 37 señalado en el Artículo Segundo de la ya citada Ley:

“4) La cantidad que resulte de aplicar una tasa del 5%, sobre aquella parte de la suma total de retiros o dividendos afectos a impuesto global complementario percibidos en el ejercicio y que tengan derecho al crédito establecido en el número 3 anterior sujeto a la obligación de restitución, que exceda de trescientas diez unidades tributarias anuales, según el valor de ésta al término del ejercicio. Para estos efectos, los referidos retiros o dividendos se incrementarán en el monto del crédito señalado en el número 3 anterior y en el monto del crédito contra impuestos finales que corresponda conforme a la letra A) del artículo 41 A.”.

Por lo anterior, nuestro autor se centra en analizar los efectos del antiguo crédito contra el IDPC con obligación de restitución (vigente hasta el 31.12.2019), versus el nuevo crédito que debe originarse para los Propietarios de las empresas del actual Régimen Tributario “Semi Integrado” vigente desde el 1.01.2020. ¿Tiene estos créditos el mismo comportamiento?, ¿hay casos en que habrá que distinguirlos?, ¿cómo deberán ser controlados?, ¿qué ocurre si una actual empresa “Pro Pyme General” recibe dividendos o retiros con crédito del nuevo régimen “Semi Integrado”?, o bien, ¿si lo que recibe corresponde a créditos del antiguo régimen? Y, así por el estilo, surgen tantas otras dudas. Lo invitamos a leer con detenimiento el trabajo de Raúl Sade y, por favor, compleméntelo y discútalo a la luz de las próximas instrucciones normativas, las cuales a la fecha aún no han sido impartidas por el Servicio.

Seguimos con las Interpretaciones Administrativas, donde destacamos el Ordinario N° 1874, de 23.08.2017, que hemos titulado “Dirección del Trabajo es competente en materia de gratificaciones, tratándose de la forma de determinar la utilidad líquida y el capital propio invertido en la empresa, para los fines de lo dispuesto por la Ley N° 20.760, de 2014”. Aunque se trata de una normativa del año 2017, creo que será del interés de nuestro lector, ya que trata una duda permanente y que conjuga lo laboral y tributario.

En la sección Jurisprudencia Judicial abordamos una sentencia del Tribunal Tributario y Aduanero (TTA) de Concepción, de 6.02.2020, que hemos titulado TTA es competente en la causal N° 1 del art. 149 del Código Tributario, esto es, “Determinación errónea de la superficie de los terrenos o construcciones”. Asimismo, ordena al SII a determinar correctamente el avalúo reclamado por existir un bien común inexistente”, toda vez que en reclamo tributario de un contribuyente, en conformidad a lo dispuesto en los artículos 149 y siguientes del Código Tributario, en contra del avalúo determinado por el Servicio de Impuestos Internos respecto de un inmueble ubicado en la comuna de Pinto, Rol N° 880-17, Región de Ñuble, por cuanto este último consideró en su reavalúo un bien común 1, cuyo Rol N° 00880-90001 es inexistente, sobrevalorando así las unidades habitacionales. El TTA señala su competencia efectiva en la causal N° 1 del art. 149 del C. Tributario y, asimismo, ordena al Servicio a determinar correctamente el avalúo reclamado por existir un bien común inexistente. No condena en costas a la parte vencida por haber existido motivos plausibles para litigar.

Este fallo que también puede ser consultado en la cita online CL/JUR/30842/2020, nos enseña, a juicio del editor de contenidos, que casos tan complejos técnicamente -como lo es la correcta determinación del avalúo fiscal de los inmuebles por parte del Servicio de Impuestos Internos-, es aún siempre posible encontrar una solución favorable. No hay idioma que por complejo sea, no pueda ser comprendido. Así se demuestra, esta vez, en la solución favorable para el contribuyente que reclamó válidamente contra el Servicio, por haber advertido un error de superficie, asignación y distribución de los bienes comunes en la propiedad condominio de que da cuenta este fallo, al haberse considerado un “bien común 1 inexistente”. Lo insólito, muy especialmente en este caso, resulta porque el Servicio alegó la competencia del Tribunal en el conocimiento de la causa, además, pretendió justificar el “bien común 1 inexistente” como un Rol de carácter operacional que no está asociado a una propiedad específica, lo que llevó al Tribunal a desplegar toda su artillería para demostrarle en derecho su plena competencia para revisar e impartir justicia en la causa, no aceptándole al Servicio su respuesta que por muy técnica que pueda ser, claramente no se condecía con la realidad y las pruebas presentadas en el caso.

En la sección Diario Oficial destacamos la publicación en el D.O. N° 42.780, del jueves 15.10.2020, de la Resolución Exenta N° 2.598, 8.10.2020, de la Tesorería General de la República (TGR), que Dicta normas sobre condonación de recargos legales de deudas de impuestos y de contribuciones, conforme a lo previsto en los numerales 9 y 10 del Decreto N° 420, de 2020”. La facultad de la TGR para efectuar la condonación referida en esta resolución se mantendrá vigente hasta el 31 de diciembre de 2020. Revisemos a qué se refiere esta Resolución, al tenor de su resolutivo 1° que establece:

“1° Los contribuyentes, personas naturales o jurídicas, que se encuentren en una situación económica compleja producto de la situación de pandemia que afecta el país, o en alguna otra situación calificada que afecte la fuente de sus rentas, el desempeño de su giro u otra circunstancia de índole socio económica, y los inmuebles que se encuentren con las contribuciones morosas podrán acceder a una condonación de hasta el 100% de los intereses y multas aplicados a los impuestos establecidos en la Ley sobre Impuesto a la Renta, en la Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios o de Impuesto Territorial, para el pago al contado de la totalidad de la deuda morosa.” (La expresión “situación calificada”, en negrita, fue destacada por el editor y está referida según lo expresa el resolutivo 2° a los contribuyentes de las regiones del Bío Bío, de La Araucanía y de Los Ríos, que han visto afectada la fuente de sus ingresos, o el ejercicio de su giro).

Además, nuestro lector no debe olvidar que en la edición N° 42.799 del D.O. del sábado 7.11.2020 se publicó la Ley 21.283 que “Reajusta el Monto del Ingreso Mínimo Mensual, así como la Asignación Familiar y Maternal, y el Subsidio Familiar”. A través de nuestro MCT también podrá revisar el nuevo IMM de $ 326.500.- y los valores de la Asignación Familiar, ambos vigentes desde el 1.09.2020.

Finalmente, junto a nuestro equipo editorial lo invito a disfrutar de esta duodécima edición 2020, la que ciertamente no agota los temas tributarios de que trata, siendo nuestro especial deseo que usted, estimado lector, los aproveche al máximo y que le sirvan de real apoyo en su trabajo o estudio diario.

Cordialmente les saluda,

Heriberto Urrutia Muñoz
El Editor de Contenidos MCT
Área Editorial
Thomson Reuters

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *