Chile – Brasil: Desafíos del Acuerdo de Libre Comercio suscrito

Brasil, se suscribió en el año 2018 el Acuerdo de Libre Comercio (ALC)

La relación económico- comercial entre Chile y Brasil se ha regido por más de 20 años a través del Acuerdo de Complementación Económica N°35, suscrito por Chile y los países miembros del MERCOSUR (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay). El ACE N°35, es un Acuerdo suscrito en octubre de 1996, dentro de un proceso de apertura de la economía chilena a través de acuerdos comerciales, el cual tiene una cobertura limitada sólo al comercio de bienes y con un marco de disciplinas acotadas.

Chile suscribió el ACE N°35 con todos los países del MERCOSUR, los cuales constituyen una Unión Aduanera que tiene un arancel externo común.

En otras áreas de la economía y en el comercio internacional, cada país de dicho bloque tiene una mayor autonomía normativa para adquirir compromisos internacionales, por lo que Chile ha tenido que negociar nuevos estándares y disciplinas con cada uno de ellos para complementar el marco jurídico establecido en el año 1996. Hasta el momento ya se encuentran vigentes estos acuerdos con Uruguay y Argentina. En el caso de Brasil, se suscribió en el año 2018 el Acuerdo de Libre Comercio (ALC), el cual ya fue ratificado por el Congreso Nacional en Chile, para su incorporación al ordenamiento jurídico y posterior vigencia. Asimismo, Chile y Paraguay se encuentran comenzando el proceso de negociación de un Acuerdo de Libre Comercio.

En un encuentro oficial entre el presidente Sebastián Piñera y el presidente Michel Temer, efectuado el 27 de abril de 2018 en la ciudad de Brasilia, se acordó en una Declaración Conjunta, ampliar y profundizar las relaciones económicas y comerciales, a través de la negociación de un Acuerdo de Libre Comercio, el cual incluiría nuevas materias enfocadas en modernizar la relación bilateral ya existente, centrada en la liberalización arancelaria.

En consecuencia, este nuevo Acuerdo consta de un Preámbulo, 24 Capítulos y tiene como propósito, complementar la liberalización comercial arancelaria en matera de productos, ya alcanzada en el ACE N ° 35 y modernizar la relación comercial con Brasil mediante la incorporación de nuevas disciplinas de última generación y también actualiza disciplinas ya existentes.

Este nuevo Acuerdo, otorgará mayor certeza jurídica a los exportadores e importadores de ambos países, resguardando al mismo tiempo las facultades regulatorias de cada Estado. Asimismo, brindará mayor transparencia y seguridad a los flujos bilaterales, tanto en bienes como en inversiones y servicios.

Para cumplir estos objetos se incorporaron nuevas disciplinas en materias de: Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Comercio de Servicios, Medio Ambiente, Laboral, Género, Pymes, Cooperación Económica Comercial, Obstáculos Técnicos al Comercio, Contratación Pública y Política de Competencia, Facilitación de Comercio, Buenas Prácticas Regulatorias, Entrada Temporal de Personas de Negocios, entre otros. Asimismo, por primera vez en un Acuerdo Comercial como este, se incorporó un Capítulo de Cadenas Regionales y Globales de Valor, constituyendo un marco regulatorio moderno y que cumple con las expectativas y estándares de las actuales negociaciones internacionales.

Por otro lado, se acordó incorporar a este nuevo instrumento el Acuerdo de Cooperación y Facilitación de Inversiones – ACFI (suscrito el 23 de noviembre de 2015) en su totalidad, así como su Protocolo de Inversiones en Instituciones Financieras (suscrito el 27 de abril de 2018), con el propósito de dar una mayor solidez e integralidad en el marco de un Acuerdo de Libre Comercio.

También se adiciona el Acuerdo de Compras Públicas, suscrito también el 27 de abril de 2018 entre Chile y Brasil, por lo que este nuevo ALC es comprehensivo y contempla Capítulos relacionados con materias de Inversiones y Servicios Financieros, así como de Contratación Pública.

En el caso de Brasil, asume por primera vez compromisos en materia de: Comercio Electrónico, Buenas Prácticas Regulatorias, Transparencia y Anticorrupción, Cadenas Globales de Valor, Género, Medio Ambiente y Asuntos Laborales.

Las diversas normas y materias que abarca este Acuerdo coexistirán de manera armónica con las disposiciones contenidas en el ACE N ° 35, así como con el Convenio entre Chile y Brasil para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en relación con el Impuesto sobre la Renta suscrito en el año 2016.

En definitiva, las materias y disposiciones que incorpora este nuevo Acuerdo propician escenarios para un mayor intercambio comercial, tanto de bienes como de servicios. El comercio bilateral de bienes continuará rigiéndose por el ACE N ° 35 Chile – MERCOSUR, bajo el cual todos los productos de origen chileno están libres de pago de aranceles al ingreso a Brasil.

La importancia de Brasil radica en los siguientes puntos para Chile:

  • Es el 2,1% del PIB Mundial, año 2019
  • Tiene un US$16.710 del PIB Per Cápita a PPP 2019
  • Es el 3% de la población mundial, año 2019 (210 millones de habitantes)
  • Es el primer socio comercial de Chile dentro de Latinoamérica.
  • Es el quinto destino de las exportaciones chilenas, año 2019
  • Es el tercer origen de las importaciones chilenas, año 2019
  • Representa el 4,5% de las exportaciones de Chile al mundo, año 2019
  • Representa al 32% de las exportaciones de Chile y América Latina, año 2019.

El intercambio comercial de bienes entre Chile y Brasil durante el año 2019, totalizó US$8.807 millones. Este intercambio posiciona a Brasil como tercer socio comercial más relevante para Chile con una participación de 6,3%, siendo solo superado por China y Estados Unidos.

Durante el último año, las exportaciones a Brasil concentraron el 4,5% de los envíos chilenos de bienes al totalizar US$3.157 millones, en donde se destacan las exportaciones de salmón, vino embotellado, productos químicos, cajas de cambio, aceite de oliva, entre otros.

Por su parte, las importaciones desde Brasil sumaron US$5.650 millones, dentro de los cuales se destacan la carne de bovinos y de ave, vehículos y carrocerías de vehículos, manufacturas de hierro o acero, entre otros.

Hugo Baierlein H.
Gerente General Baierlein Consulting

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *