Actividades Reguladas

Debido a los últimos cambios que se podrían producir para la contabilidad de entidades que presentan contratos regulatorios, hemos decidido compartir en este sitio un extracto de un artículo incorporado en la Revista Contabilidad Auditoria e IFRS N°351 de Junio de 2021 el cual menciona los lineamientos de la norma IFRS (NIIF 14 “Cuentas Regulatorias Diferidas”)  que actualmente se refiere a estos contratos y los cambios propuestos por el IASB para mejorar la utilidad de la información presentada , el articulo señalado lleva por nombre “Activos y Pasivos Regulatorios – Desafíos y Cambios para las Empresas Reguladas” y fue realizado por el autor Enzo Varón Páez, el extracto se presenta a continuación:

1. INTRODUCCIÓN

Hoy en día existe una amplia cantidad de empresas que presentan contratos regulatorios, especialmente con el Estado de cada país donde entregan servicios. Un grupo de empresas con dichos contratos regulatorios tienen la facultad de traspasar o compensar parte del total de gastos incurridos a los clientes finales, pero dicho traspaso de gastos es incurrido en un tiempo distinto al gasto incurrido, generándose una diferencia temporal entre la compensación total permitida (gasto que puedo traspasar al cliente por medio de un contrato regulatorio) y el aumento de ingreso de actividades ordinarias para recuperar dicho gasto.

La diferencia temporal se puede generar por un gasto incurrido que aún no es traspasado al cliente o un cobro a cliente presente que ya contiene los gastos totales permitidos (compensación total permitida), pero que dichos gastos serán reconocidos en un futuro.

Es importante destacar que no todos los acuerdos regulatorios tienen la facultad de traspasar dichos gastos a los clientes finales y solo estos son considerados en el proyecto de norma por parte del IASB, el cual viene a actualizar la información en la actual IFRS14, con el objetivo de que los Estados Financieros reflejen sus resultados sin efecto de las diferencias temporales proporcionando información relevante de los ingresos y gastos de la empresa y como estos afectan el rendimiento financiero y a su vez como los pasivos y activos regulatorios que nacen de dicho ajuste en la temporalidad afectan la situación financiera. Obviamente de mejor manera.

Lo anterior con el objetivo de que la toma de decisión y la información para los inversionistas sea clara y sin distorsión temporal.

Pero ¿esto no es parte del principio básico del devengado en el marco conceptual? Al parecer el principio de devengado no es capaz de capturar estas diferencias temporales en los contratos regulados que las empresas tienen el derecho o la obligación de traspasar el gasto en sus tarifas a clientes en distintos periodos del tiempo. Siendo esto un punto relevante que hace hincapié el proyecto de norma, que hasta ahora solo contempla los contratos regulados donde la entidad puede traspasar gastos, rentabilidades e intereses a clientes finales. Porque no todo contrato regulado tiene esas características y muchas veces el Estado en servicios regulados subsidia parte de los ingresos y/o utilidades a las empresas que entregan los bienes o suministran los servicios a la ciudadanía y no correspondería al alcance de este proyecto. Por ejemplo, el caso de una concesión que se le promete una rentabilidad en el tiempo, que no es alcanzada y se extiende el plazo del contrato original hasta que la entidad logre lo prometido inicialmente.

Por lo tanto, se puede entender que los contratos regulados al alcance de este proyecto de norma, incluirían en su gran mayoría a las entidades que entregan los bienes y servicios básicos a la ciudadanía como transporte, servicio de agua potable, electricidad, etc., pero, ¿qué rol jugará la ciudadanía en un aumento de precios para años futuros de gastos incurridos en el pasado? Por ejemplo, ¿qué tan exigible será un activo regulatorio que da el derecho a aumentar una tarifa de transporte público? O ¿Por qué la empresa tiene el derecho a contabilizar en el presente un valor que será traspasado a los clientes futuros sin que estos este identificados? Son temas que aún se pueden discutir en el proyecto de norma y deberemos esperar la resolución final del IASB para concluir con todos los temas que nos podemos preguntar.

2. ¿POR QUÉ LA IFRS 14 ESTABA OBSOLETA?

El año 2014 se emitía por primera vez la IFRS 14 de Cuentas Regulatorias Diferidas. Por sí solo, el nombre era poco sexy y tosco, y no deja entrever mucho a qué se refería exactamente. ¿Era algo relacionado a los impuestos diferidos que podría reemplazar la NIC 12? ¿Tenía que ver con algunas empresas reguladas como las concesiones de la NIC 38 y la IFRIC 12? ¡Nadie lo tenía claro!

Similar a lo ocurrido con otras normas provisionales o tentativas como la IFRS 6 para recursos naturales, la IFRS 14 era una primera adopción y daba paso a que cada compañía continuara utilizando la política contable antigua que hubiese usado según los Principios Contables Generalmente Aceptados (PCGA). Parecía no tener tanto sentido con el espíritu de IFRS, pero como en otros casos del IASB, habían preferido investigar mucho más para sacar una norma definitiva que pudiese sustituir algún vacío potencial que no visualizaban.

En esta línea se encontraban todas aquellas firmas que están reguladas sobre la tasa de rentabilidad que tienen que obtener, por ejemplo, las empresas de servicios básicos (utilities), las de telecomunicaciones, las concesionarias de carreteras y de puertos, y otros monopolios naturales. En especial, bajo el esquema de la IFRS 14, si estas compañías tenían un valor “tributario” o “no financiero” para ciertos activos sobre los cuales se les permitía obtener una rentabilidad razonable, estos podrían seguir valorizándolos de esa forma, aunque ese no fuese el valor neto en libros de acuerdo con IFRS. Esto, no solamente podía ser sumamente confuso para los inversionistas, sino que hacía que las empresas tuviesen que mantener dos sistemas paralelos de información, forzándola a reconciliar diferencias para distintas presentaciones (regulatorias y financieras).

Para el mundo financiero, en los Estados Financieros bajo la IFRS 14, se ve que la información no es la adecuada por la diferencia temporal de los gastos e ingresos y dicha distorsión podría causar decisiones no adecuadas o información en un año que no cumpla con el objetivo de comparable en su totalidad.

3. EL NUEVO PROYECTO DE NORMA QUE REEMPLAZARÍA LA IFRS 14

La diferencia temporal entre los ingresos y gastos en dichos contratos regulatorios genera una distorsión en el Estado de Resultados al comparar los distintos periodos. Por ejemplo, si la compensación total permitida para el año 1 está estimada en US$250 por lo tanto se traspasa al cliente final dicho importe, pero si por alguna razón el gasto real del periodo y por consecuencia la compensación total permitida es de US$350 se tiene el derecho a aumentar la tarifa futura en US$100 por los bienes o servicios ya suministrados. Por lo que, si las proyecciones del año 2 son las mismas que el año 1 se tendrá un ingreso de actividades ordinarias de US$350, debido a los US$250 de compensación total permitida y los US$100 que corresponden al derecho que tiene la entidad a traspasar a los clientes. Incrementando el ingreso de actividades ordinarias del año 2. Lo que se ejemplifica en el siguiente cuadro:

Estado de Resultados
Año 1 Año 2
Ingresos de actividades ordinarias 250 350
Costos de insumos (350) (250)
Resultados (100) 100

El IASB ha identificado que, sin tener información de las diferencias temporales, los inversores no tienen la información suficiente para comprender el rendimiento financiero, situación financiera y visibilidad de los flujos de caja futuros, por lo que ha emitido un nuevo proyecto de norma contable para entregar solución a dicha problemática actual. Donde es claro que el mayor rendimiento del año 2 es solo una compensación de un rendimiento negativo en el año anterior y no corresponde a una mejora real de rendimiento durante el año 2.

Dicho de otra manera, como existe una diferencia temporal, se analiza que el año 1 no incluye la compensación completa permitida generando un peor rendimiento si lo comparamos con el año siguiente. Por lo tanto, para solucionar el problema la propuesta de norma indica que se contabilizará un ingreso regulatorio por US$100 en el año 1, un activo de actividades reguladas por el mismo importe durante el año 1 (que refleja el derecho presente a aumentar las tarifas futuras), para luego en el año 2 contabilizar un gasto regulatorio por US100 (por la compensación de los bienes o servicios ya suministrados en el año 1) y dejar de reconocer el activo regulatorio en el año 2. Dando una base para entender que el rendimiento financiero de la empresa en el presente ejemplo no cambia entre los distintos periodos. Según se muestra en el siguiente cuadro:

Estado de Resultados
Año 1 Año 2
Ingresos de actividades ordinarias 250 350
Ingresos regulatorios menos gastos regulatorios 100 (100)
Costos de insumos (350) (250)
Resultados
     
Estado de Situación Financiera
Activo de actividades reguladas 100 0
Año 1 Año 2
Activo Regulatorio 100     Activo Regulatorio 100
  Ingreso Regulatorio 100 Gasto Regulatorio 100  

Por lo tanto, un activo regulatorio surge en el periodo actual cuando la compensación total permitida por los bienes y servicios suministrados en el periodo, no se han incluido totalmente en las tarifas reguladas cargadas a en ese mismo periodo a los clientes, en consecuencia, no se han adherido totalmente en los ingresos reconocidos del mismo periodo. Por ello la empresa tiene un derecho actual exigible a añadir parte de la compensación total permitida por los bienes suministrados en el periodo actual en las taridas que cargarán a los clientes en el próximo periodo.


 
Por otro lado, un pasivo regulatorio nace cuando las tarifas reguladas cargadas a los clientes en el periodo actual (ingresos de actividades ordinarias del periodo) incluyen compensaciones por bienes que la empresa suministrará en el futuro. Generando, por ejemplo, un gasto regulatorio en el año 1, junto con su pasivo por actividades reguladas, y posteriormente en el año 2 cuando exista el suministro del bien o servicio ya cargado a los clientes en el periodo 1 se generará un ingreso regulatorio y la anulación del pasivo regulatorio correspondiente, reconociendo un importe menor de ingresos de actividades ordinarias.

Estado de Resultados
Año 1 Año 2
Ingresos de actividades ordinarias 350 250
Ingresos regulatorios menos gastos regulatorios (100) 100
Costos de insumos (250) (350)
Resultados
     
Estado de Situación Financiera
Pasivo de actividades reguladas 100 0
Año 1 Año 2
  Pasivo regulatorio 100 Pasivo regulatorio 100  
Gastos regulatorios 100     Ingresos regulatorios 100

Por lo tanto, un pasivo regulatorio será una obligación actual exigible en que la empresa debe deducir la compensación ya recibida en las tarifas que cargará a sus clientes en el futuro.


 
Como hemos visto, en este ejemplo básico, en el Estado de Situación Financiera se propone que los activos regulatorios y los pasivos regulatorios se presenten en partidas separadas y en el Estado de Resultados se propone que el movimiento neto entre la apertura y cierre del balance de los activos regulatorios y pasivos regulatorios se presenten en una solo partida inmediatamente a continuación de los ingresos de actividades ordinarias, debido a que los activos y pasivos regulatorios corresponden a derechos a aumenta u obligaciones a disminuir tarifas futuras a los clientes, no afectando el importe de ingresos de actividades ordinarias actual, pero si afectará en el importe de los ingresos de periodos futuros.

A nivel de resultado, estas diferencias temporales se incluirían en la partida “Ingresos regulatorios menos gastos regulatorios” ya que podría incluir compensaciones por bienes suministrados anteriormente o que incluyan compensaciones por bienes que se suministrarán en el futuro. El detalle de dichos movimientos se presentará en las notas financieras, separando adiciones a los activos regulatorios, recuperación de activos regulatorios, adición a los pasivos regulatorios, satisfacción de los pasivos, interés regulatorio y cambios en estimaciones.

La compensación total permitida que tiene derecho una empresa se puede componer de diferentes elementos:

  1. Los acuerdos regulatorios pueden estar compensando a la empresa en los gastos que se incurren al suministrar bienes y servicios y que el acuerdo le permite recuperar a través de las tarifas. Lo que se define como gastos permitidos.
  2. El acuerdo regulatorio puede generar que la empresa perciba una cantidad menor de compensación, por tener que traspasar parte de los ingresos que la empresa ha reconocido, por ejemplo, la venta de un activo. Si a la empresa se le permitió, por el acuerdo regulatorio, traspasar en sus tarifas parte del gasto de dicho activo, cuando el activo se vende y la empresa obtiene una ganancia por dicha venta, esa ganancia podría repercutir a los clientes y ser traspasado por medio de las tarifas. Dichos ingresos que la empresa debe “compartir” con los clientes se definen como ingresos repercutibles.
  3. La compensación también puede corresponder a ganancias que provienen de la rentabilidad por cantidades invertidas en los activos que la empresa utiliza para suministrar los bienes y servicios o dichas ganancias también pueden darse en forma de incentivos de desempeño o primas. Se establece que las rentabilidades regulatorias que una entidad tiene derecho a incluir en las tarifas en un periodo se reflejarían en las ganancias del mismo periodo. Aun que se presenta un ejemplo en el que esto no sucedería y es cuando una entidad tiene derecho a incluir en las tarifas rentabilidad por un activo que está en fase de construcción, ya que este derecho no podrá ser cargado a los clientes en esta fase, sino que una vez que el activo ya esté disponible para su uso. Entendiéndose que durante la fase de construcción el actico no está suministrando servicios o entregando bienes.
  4. Por último, la compensación también puede estar conformada por cantidades que representan intereses, pudiendo corresponden tanto a una compensación como a un cargo. Por ejemplo, una compensación por el lapso temporal entre que se origina el activo regulatorio y el momento que se recupera o un cargo por el lapso temporal entre que se origina un pasivo regulatorio y el tiempo en que se satisface.

La medición de activos y pasivos regulatorios se basa en flujos de efectivo, donde se puede entender que los flujos de efectivo que surgen a raíz de los activos regulatorios o de los pasivos regulatorios suelen ser bastante estables y predecibles, no obstante, es posible que algunos casos estén sujetos a cierta incertidumbre, por ellos el proyecto de norma propone que una entidad actualice sus estimaciones de flujos de efectivo futuros si se producen cambios.

Se propone que el cálculo de valor presente se descuente a la tasa de interés regulatoria y que dicha tasa establecida en el momento de reconocimiento inicial no se cambie, excepto que el acuerdo regulatorio modifique dicha tasa.

Solo hay un caso en que a la entidad no se le permitiría utilizar la tasa de interés regulatoria como tasa de descuento y este caso se daría cuando la tasa interés regulatoria para un activo regulatorio es insuficiente, entonces si hay indicio que la tasa de interés que el acuerdo da, no compensa a una entidad por el valor temporal del dinero y la incertidumbre de los flujos de efectivo de ese activo, el proyecto de norma propone requerir a la entidad que estime la tasa de interés mínima que ofrecería dicha compensación y utilice esa tasa, la tasa mínima como tasa de descuento. Si esta tasa mínima es mayor que la tasa de interés que el acuerdo regulatorio ofrece, en este caso nos encontraríamos en una situación en la que los valores presentes de los flujos serían menores que el importe nominal de la diferencia temporal, entonces la entidad reflejaría esta pérdida inmediatamente.

Como el activo regulatorio y el pasivo regulatorio van a corresponder al valor presente de los flujos de efectivos, no estarán sujetos a test de deterioro de la NIC 36.

Links a documentos de Checkpoint relacionados:

Articulo RCA N° 351 de Junio 2021 -> Cita de Checkpoint CL/DOC/701/2021
NIIF 14 (Parte A, B y C) -> Cita de Checkpoint IC/LCON/02B6
Ficha de análisis NIIF 14 -> Cita de Checkpoint CL/CONS/8/2016

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *