Ley que prohíbe la discriminación laboral frente a mutaciones o alteraciones de material genético o exámenes genéticos es publicada en el Diario Oficial

Con fecha 16 de febrero de 2022 fue publicada la Ley N° 21.422 que Prohíbe la discriminación laboral frente a mutaciones o alteraciones de material genético o exámenes genéticos.

Introducción

El empleador posee la obligación legal de solicitar exámenes ocupacionales respecto de sus trabajadores, cuando estos sean requeridos para laborar en faenas consideradas insalubres o peligrosas. La obligación anterior se enmarca dentro de la obligación general de protección de la vida y la salud de los trabajadores, establecida en el artículo 184 del Código del Trabajo.

Por otro lado, la obligación legal de efectuar dichos exámenes ocupacionales se encuentra contemplada en el artículo 186 del Código del Trabajo, en tanto señala que “para trabajar en las industrias o faenas a que se refiere el artículo anterior, los trabajadores necesitarán un certificado médico de aptitud.” Por artículo anterior se refiere al artículo 185 del Código del Trabajo, referido a las industrias o trabajos peligrosos e insalubres.

Ahora bien, cuál es el rango o naturaleza de los exámenes médicos de aptitud que puede el empleador exigir; dicha materia no se encuentra regulada, y su determinación está inserta dentro de las facultades de dirección del empleador. Precisamente, ante la amplitud de esta facultad, es que se hace necesario regular su ejercicio. Por esta razón, es que se ha dictado la Ley N° 21.422 que prohíbe la discriminación laboral frente a mutaciones o alteraciones de material genético o exámenes genéticos y a su vez prohíbe exigir certificado o examen alguno que permita verificar que el trabajador no posee en su genoma humano, dichas alteraciones o mutaciones.

Contenido del cuerpo legal

La norma en comento establece que ningún empleador podrá condicionar la contratación de trabajadores, su permanencia o la renovación de su contrato, o la promoción o movilidad en su empleo, a la ausencia de mutaciones o alteraciones en su genoma que causen una predisposición o un alto riesgo a una patología que pueda llegar a manifestarse durante el transcurso de la relación laboral, ni exigir para dichos fines certificado o examen alguno que permita verificar que el trabajador no posee en su genoma humano mutaciones o alteraciones de material genético que puedan derivar en el desarrollo o manifestarse en una enfermedad o anomalía física o psíquica en el futuro.

Agrega también que el trabajador podrá manifestar su consentimiento libre e informado para realizarse un examen genético, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14 de la ley N° 20.584, siempre y cuando esté dirigido a asegurar que reúne las condiciones físicas o psíquicas necesarias e idóneas para desarrollar trabajos o faenas calificados como peligrosos, con la única finalidad de proteger su vida o integridad física o psíquica, como asimismo la vida o la salud física o mental de otros trabajadores. En caso de ser requeridos estos exámenes por el empleador, éste deberá asumir su costo. Asimismo, en caso de existir relación laboral vigente, el tiempo utilizado en la realización de dichos exámenes se entenderá como trabajado para todos los efectos legales.

Por último, indica que los establecimientos de salud y los laboratorios que realicen este tipo de exámenes, como asimismo los empleadores que accedan a esta información, deberán adoptar todas las medidas de seguridad prescritas en la ley N° 20.584 y en el artículo 12 de ley N° 20.120, con el fin de proteger la intimidad del trabajador y garantizar un manejo reservado de los datos. El trabajador siempre tendrá derecho a acceder a la información que arroje un examen genético.

Ver texto completo  

Santiago, 17 de febrero de 2022

Artículos relacionados